"Ojo de las Maldivas"


Los arrecifres de coral
han desaparecido bajo el mar.
El Ojo llora pedazos de tierras secas
bajo un crisol que ardió
en aquel tiempo de tsunamis y demás.
Permanente o estacional, real, ya está
su rastro de pestañas sinceras,
que rascando una roca aclaman
ayudas del cielo y de acá.
Que no se apague la luz
que alimenta escamas y
esconde misterios de manos y pies.
El Ojo tiene mi ojo hermano,
que abraza con bordes frágiles,
la pupila su corazón.










El Ojo de las Maldivas, atolón de Male Norte, Maldivas. (4°13’N - 73°25’E). El Ojo de las Maldivas es un faro, una formación coralina desarrollada sobre un soporte rocoso que se ha hundido en el transcurso del tiempo, dejando aparecer sólo un arrecife anular que rodea una laguna poco profunda. El archipiélago de las Maldivas, que culmina a una altura de 2,5m en el centro del océano Índico, está formado por 26 grandes atolones que agrupan más de 1.190 islas o islotes, de los que cerca de 300 están habitados de manera permanente o estacional. Este archipiélago resultó duramente afectado por el tsunami del 26 de diciembre de 2004, que provocó 84 muertos, más de 2.000 heridos y afectó a todo el territorio. El perímetro de algunas islas se ha modificado y otras han desaparecido bajo el mar. Los arrecifes de coral fueron en parte pulverizados por la ola gigante y todo lo que ésta arrastraba. Además de los efectos negativos sobre el turismo, la principal fuente económica del archipiélago, los daños ocasionados en la cadena alimentaría coralina se dejarán sentir en la pesca y en la subsistencia de la población. Conscientes de la fragilidad de la situación del archipiélago, las autoridades y la comunidad internacional ya habían construido diques de contención para limitar el ascenso de las aguas, pero el dique de la capital, Male, no pudo impedir que el agua pasara.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com