Aún no se ha escrito suficiente sobre los perros


Hay lenguajes
que no se hicieron
para ser descifrados.

Pero sé lo que se dice
entre tu hocico frío
y mis labios secos.
Tienes el pelaje
de un sol maltratado
bañado en miel,
y yo buscando tus cosquillas
encontré lamidos
sabor a yerba silvestre.

Tus ojos almendra
robaron el brillo del chocolate
y tus orejas puntiagudas,
escucharon mis llantos y risas.
El ritmo de tu collar
me perseguía con un cascabel,
que a cualquier gato espantaría.

Hay lenguajes
que no se hicieron
para ser descifrados.

El frío de mañanas lluviosas
se nos pega en la cara,
y tu aliento jadeante busca
mi cuello y manos,
como queriendo decir
cosas que no se han inventado.

De tu pecho salta nieve caliente
que ladra en tu sangre aullidos
de valiente
cuando bailas
con tus patas de soñador,
que se levantan en par
a arañar cuando me voy,
paredes y ventanas peludas
de ti,
de tu amor y mi lenguaje.








copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com