Palabras amortajadas


Como un pianista escucha sus letras
cuando toca, resbala y cae su voz,
guardo cofres con silencios
afixiados en una marca del concreto,
donde yacen huellas de
animales inventados.

Aquí, en el murmullo mágico
de esta noche, caen gotas
del índice de mis dedos
para salpicar y confundirse
con los lunares de tu cuerpo.

Y abro mis brazos
al temblor de tu piel,
y a la libertad de mi vientre.

Vienes tú con estrellas y alas
a enseñarme cómo volar
mientras, los silencios
mueren mudos de espanto,
desolados, mutilando mosquitos.

Tu aliento entrecortado,
besó la orilla en espiral de la copa
que se dibuja en mis labios rojos,
despacio,
y sujetado del ruido de mi boca,
buscas calcinar inviernos
aunque no sea suficiente
una caja para guardarlos.

Hasta que abras tus brazos
con el temblor de mi cuerpo
y descubras la inmensidad
de una lluvia y mi silencio.







4

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com