Incoherencias sueltas


Me ves y no me ves.

Tranquila y desesperada
en esta olla de presión,
que no hace más que cocinar
los coágulos de lágrimas saladas
atascadas en mi garganta;
como un lago,
como un caleidoscopio
de medusas transparentes.

Me hago un molino de chocolate para esperarte,
aún sabiendo que no vendrás.
Y en mi intento maquínico y adictivo de recuperarte,
caigo en la misma ratonera de antes.

Cuídate de las que vengan a ajustarte la corbata
como un lacito dispuesto a ahogarte.
Yo sólo sabré desabrocharla,
porque mi truco es descuartizarte a besos,
morderte como manzana prohibida
en encuentros apasiona-dos,
antes de hacerte el amor.

Me miras y no me tocas.







 

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com