Retrato en sepia

Queda atrapada entre mis piernas
una mano calurosa,
un recuerdo tembloroso;
un manojo de futuros vencidos.

Soy yo, retorciéndome,
agazapada en esa ventolera de miedos
que delata mi libertad degenerada.
Las redes siempre tienen agujeros,
las jaulas, algún margen de error.

No se dejan delitos tendidos y tostados
bajo el sol,
Se guardan en una bocanada de secretos
con velo de noche y sábanas de por medio.

Olvidar es un martirio constante,
una agresividad andante, mutua
casi de papel,
tatuada en nuestra piel,
sí, una rabia que devora
noche tras noche si nos vemos,


 y no estamos.









2

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com