Estas son las horas salvajes.

Estas son las horas salvajes
donde el silencio despierta y decide 
colorear mis besos de confeti sobre tu espalda. 

Estos son los instantes breves y específicos
en donde mi mirada no es pura coincidencia. 
Donde el instinto lo tiene todo predispuesto. 

La textura y el aroma dulce 
de las nubes destiladas en el amanecer 
–ahora oscuras-  sean las caricias 
que te ayuden a dormir. 

Cuando sientas que se ahoga tu oxígeno
es porque yo lo consumo a cuentagotas, 
casi como una tortura que te deja inmóvil 
en mi pecho. 

Me uno a la libertad de mis piernas desnudas 
y siento que me elevo, 
como en uno de tus abrazos, 
capaces de desplegar el suelo de mis pies. 

Mejor callemos, y dejemos que las horas

nos conviertan. 



Elaine.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com