A mi hermano

                                                                                                     
¡Mi hermano Anibal, te amo!
Los dos bebimos
del mismo vaso
los dos comimos
del mismo pan
los dos jugamos
como muchachos
y compartimos
la libertad.
No habrá jamás
un ser humano
que ocupe el sitio
que ocupas tú,
porque además
de ser mi hermano
eres mi amigo
eres mi sangre,
somos dos seres
que para siempre
en un abrazo
Dios nos unió.










Elairedelaine
0

¿A dónde vuelan los pájaritos cuando llueve?

                                                                                                  para Josue

La brisa de diciembre con sus brasas de frío
congela tu estructura de mármol,
pero yo me convierto
en la ternura que arrulla y frota tu corazón fuerte,
en la leña de tu fuego,
en el sol caliente de tu primavera
que te espera como farolito
por si cae el mal tiempo.

Le pondré cascabeles al viento para evitar
que me arrastre silenciosamente –y entre murmullos-
a donde se alza la marea gris del ruido
en donde los autos se mueven al son de tormenta
a esperar por la luz roja.

Caracoleaba en el tintineo del viento
buscando los sonidos más recónditos de la Tierra,
pero me perdí ante el estruendo gutural que ocurre
en el intestino de hormigón, por donde corren los trenes.
Se estrelló la voz que cantaba oxigenada de verdor
contra el charco sucio en el asfalto,
y salpicó el reflejo de mis alas mojadas.

No desespero, pues me escucharás de todos modos,
cantando estos versos detonadores
para transformar las nubes condensadas
en una lluvia de lucecitas para así,
volver a casa y aterrizar sobre ti
con mis brazos de plumas multicolores
a ofrecerte
mi nido de libertad.





Elairedelaine

0

La leche de Carmela



Eran las seis de la mañana en la vaquería Gliden Marcucci, Cidra, Puerto Rico. El sol comenzaba a estirarse por los prados verdes, las montañas se levantaban con el calor de sus rayos y las amapolas rojas sacudían el rocío del amanecer de sus pétalos. El joven Benjamín se levantó de un brinco porque se le hacía tarde para reunir a las vacas, y comenzar las labores del día junto a su papá, el señor José, el ganadero más anciano de la vaquería. Su mamá, Isabel, veterinaria en la granja, estaba esperándolo con su desayuno preferido: un delicioso vaso de leche del país.
Benjamín sabía que este vaso de leche al día era muy importante, porque le daba el poder suficiente para enfrentarse a la enorme fuerza de Carmela, que no era una vaca cualquiera, sino una vaca mágica que, en vez de tener manchas blancas y negras, tenía dos grandes manchas color marrón en su lomo. La vaca Carmela producía cuanta leche Benjamín quisiera, siempre y cuando se acabase hasta el final el vaso de leche que su mamá le preparaba todos los días.
 Benjamín y su padre José se encargaban de repartir la leche a todo el pueblo en una carreta tirada por caballos que se conocían las rutas de memoria y sabían en qué casas se debían detener. Una noche, su papá cayó en cama enfermo y su mamá se quedó cuidándolo debido a la gravedad de la situación.
El joven Benjamín, triste, bajo aquel cielo estrellado y la canción verde del coquí, decidió que no podía quedarse sin hacer nada; ¿qué pasaría cuando todas las personas despertaran y encontraran sus envases y cacerolas sin leche? La gente se despertaría sin fuerza y hambrienta; sin la alegría de consumir este valioso alimento rico en calcio y fósforo, elementos muy beneficiosos para los huesos. Entonces, los niños como él no podrían crecer fuertes ni saludables porque le faltarían todas las vitaminas contenidas en la leche mágica de Carmela.
Cuando amaneció, recobró toda la valentía, y el miedo desapareció en cuanto el frío de un rico vaso de leche bajó por su garganta. Se quedó un buen rato junto a Carmela y cuando tuvo las botellas necesarias llenas de leche, tomó las riendas de los caballos y luego de la bendición de sus padres, se fue rumbo al pueblo.
En el camino y a toda velocidad, la carreta se volcó por el impacto de una roca y el cargamento de leche quedó al borde de un precipicio. Benjamín, fuerte, gracias a la leche que siempre tomó, logró rescatar todas las botellas en una difícil maniobra que devolvió la carreta a su rumbo original. La gente del pueblo estaba desesperada por recibir aquella leche mágica que los fortalecía diariamente, pero cuando casi habían perdido las esperanzas, apareció Benjamín, con la leche mágica de Carmela que todo el pueblo bebió a sorbos, entre aplausos y risas, recibiendo a Benjamín como el más fiel y mejor vendedor de toda la isla.


Elairedelaine 


0

Mis calores son ideas locas





La aguja penetra el algodón a la misma vez que un cohete choca con el espacio. 

Probemos las nubes a nuestro alance: 
en una copa de piña colada recién acabada. 
Tengamos todos los gritos acumulados sobre silencios alfombrados,
masticando mientras, un dulce agrio. 

Pero por favor, no confundamos
la bocanada de aire que arroja la nevera 
con la fría brisa de Noviembre. 
Sino que andemos a ciegas –por un momento-

tanteando el mundo con las huellas táctiles 
de nuestros sueños.
Juguemos a las marionetas con las estrellas,
pero no confundamos la arena con el azúcar
ni las rosas con vestidos de seda.

Tampoco las espinas con el pasado. 

De ahora en adelante,
entrelaza tus manos con las mías y
desde luego, 
no busquemos confundirnos.




Elairedelaine  

0

Antes de dormir pienso...









...como una esponja, que absorbe los pasos del tiempo,
son mis pies descalzos que usan ese tiempo
para saber quién lo camina,
soy yo desatando los sueños como caballos salvajes.

El mar entre las uñas y mi sombra
como la partitura de una silueta
 que canta en la oscuridad.

Sintiéndome papel
 entre un torbellino de letras invisibles,
atrapada el ombligo de un frijol.

Nadar en el olor de las rosas
 con las cosquillas en mis labios,
de tanto besarlas.

Las semillas crecen a escondidas
 pero se resignan a la gravedad,
y los segundos se escurren cuando me volteo
pero ignoran que sin mí ellos no son nada.

El océano y su ejército de gotitas
 caben en un vaso de mi imaginación,
que se llena cada vez que lo veo
 y se derrama cuando estoy lejos de él.

Lanzar un gancho al techo
 y pescar una nube para domarla
y usarla como alfombra no estaría demás.

Dejaría a la intemperie mi cabello
por si alguna estrella fugaz -y suicida-
desea estrellarse con mi pensamiento.
Un pensamiento malévolo de jugar a los bolos
 con la luna, luna enormemente rojiza
contra edificios muriendo lentamente de gris.

Mis huellas no sirven como calcomanías en la arena,
pero sí como tatuajes de henna color sepia.

Los párpados son cortinas que estrenan
 la tridimensionalidad de sus interiores
en cada nuevo día. Mis dos manos se aman
aunque actúen por separado.

Ya llega la hora de rezar.
Ven.


0

Otear a la inversa mientras camino


Ojos de reptil, nocturnos y escurridizos. El corazón al pecho del árbol más cercano. Desaparece el cuerpo pero palpitan los últimos instantes del recuerdo en la memoria.
Al revés y hasta de costado el cielo es un piso acolchonado de nubes-algodón y plumas al-azar. Los faroles son cucharas con luz y los automóviles, estrellas fugaces al por mayor; de los anuncios sacamos sacos de fantasmas vacíos.
Las huellas ajetreadas y salteadas con la emoción de un brinco hacen del piso un tembleque de hormigón. Todo lo que hacemos se escucha, aunque no pronunciemos palabra alguna; el viento lo sabe todo, pues no ha cesado de soplar desde que cayó desde el cielo resbaladizo entre bostezo y piruetas, hace ya un mundo entero.
El ruido nos embriaga, pero luego sube y se escapa, como los globos más queridos; sucede como el estornudo, que logra reinventar una fuga creada dentro de la misma realidad. 
El silencio anestesiado, -como la música del aire- no se hiere cuando lo acuchillan con una despedida, ni con las aspas de ventiladores -guardianes de soñadores-, pero sí se enrosca y multiplica en los abrazos que llegan con huellas, y mucho ruido a alimentar la tierra de sinfonías mímicas.

Texto: como siempre, mine!
Foto: mía, de Elaine
0

Para eso, basta un Claro de Luna





Puedo revolver mi futuro en tu mirada,
 y sentir en tu piel la implacable coraza
que sostienes desde hace ya, tantos años,
desde que tu piano parpadea melodías
de un futuro que se estrella entre mis manos
y renace en horizontes sin explorar

desde que el fuego grita y entrega con ojos cerrados
el ardor de sus llamas al aire,
y éste remolinea con sus instintos
 los últimos suspiros del primero

desde que los árboles cargan el cosquilleo del aguacero
 entre sus ramas, que se agitan
para hacer sentir el olor a lluvia
en nuestras narices,
y dejar caer, gota a gota,
el néctar refrescante
sobre todas las hojas con zancos.

Sabes que la música vive dentro de los latidos
 de una semillita dormida bajo la tierra, y que
podemos contar los pasos de agua
 mientras las nubes se reúnen
a envidiar nuestros pies.
Podemos ser fango, mas este amor,
la selva que nos esconde de todo mal.

Nuestros besos ya pueden romper
el rompecabezas del mapamundi 
y ponerlo al revés,
para que nada vuelva a ser
como parece que será para siempre.

Mi figura se hace eterna  y responde
como el volcán y sus propias palabras.
El reloj esperó todo el tiempo
 para que nuestro segundo llegara.
Y las ondas del mar siguen siendo la reverberación
de tantos siglos de evolución,
dispuestos y en pie, para ti y para mí,

para tu amor
y mis brazos
 -que funcionan mejor
que un guante de pelota-
para acolchonarte en mi pecho
por si me faltas.

Cuando nuestra piel esté
 lo suficientemente arrugada
 como para llevarla puesta,
 acabaré por desnudar y desplegar
la última capa de ésa, tu coraza casi implacable,
que sostienes desde hace ya,
tantos años,
para amarte mejor.
Para amarte, mejor. 





0

Corazón hirviendo



Despierto.

Se abren mis ojos,
entre borbotones de palabras sepultadas
en un agujero negro.

Permanezco inmóvil ante ti,
sintiendo lo más curioso venir:
mi corazón hirviendo.

El pecho tatuado de palabras
evapora las imágenes de mi pensamiento,
y respiro profundo hasta rozar la superficie.

Miro a mis adentros con silencio,
cierro los ojos y te espero,
porque vienes para quedarte

dentro de mí, en un festejo de sorpresas,
sin fecha fija en el calendario,
sin ningún plan.

Me lanzas ésa mirada que abraza
hasta el más mínimo
de los recuerdos que guardo

en un agujero negro,
en donde las palabras
no envejecen,

en donde viajamos inmersos
en la respiración de nuestras manos
escribiendo mil historias.

Entonces, cierro los ojos para darte
con éste mismo corazón hirviendo,
la fuente de mi juventud.





1

Semillita MultiColor







"MI INSPIRACIÓN, para lo que es ahora "SEMILLITAS" surgió a los 8 años durante una visita al hospital “La Covadonga”, en La Habana, Cuba. Eran cuartos secos y fríos, con un aire a soledad. Mientras más me sumergía en ese mundo de artefactos irreconocibles, de máquinas innombrables, de palabras incomprensibles, más triste se hacían mis huellas por ese pasillo de hospital. Capturé profundamente en mi pecho, los rostros agonizantes de personas en tristes condiciones, pero tan humanas como yo. Tuve impulsos de darle un soplo de salud, pero todo estaba fuera de mi alcance. Impotente, pero siempre ilusa, surgió y nació esta idea con mis más puras intenciones y buena voluntad. Aportar, no importa cómo o a qué escala, al mejoramiento de estos lugares que no sólo encapsulan o guardan el cuerpo de la persona, sino también cuidan su alma. A menudo damos por hecho muchas de las cosas que acontecen diariamente a nuestro alrededor, pero siempre hay momentos como los de esta noche, que nos recuerdan que  no es la fuerza atómica la más` poderosa, sino LA VOLUNTAD, tal como citó Einstein alguna vez.  Esta noche de hoy ha sido el esfuerzo de muchos meses de preparación y definitivamente, de mucha voluntad [...]"


Elaine Tornés Blanco 



1

Porque Confucio NO inventó la Confusión.


de izq. -> derecha: Ariel Rivera Vazquez, reportero de WAPA TV y Elaine Tornés Blanco, presidenta de la Fundación SEMILLITAS MULTICOLORES y Josue Rodríguez, vicepresidente; discutiendo datos importantes de la fundación minutos antes de salir al aire. 

enlace de la entrevista lunes 25 de julio, 8:13 AM: http://www.wapa.tv/noticia​​s/especiales/tocando-las-​v​idas-de-pacientes-pediat​ri​cos_20110725101625.html






de izq. -> derecha: Ariel Rivera Vazquez, reportero de WAPA TV y Elaine Tornés Blanco, presidenta de la Fundación SEMILLITAS MULTICOLORES; discutiendo datos importantes de la fundación minutos antes de salir al aire. 

enlace de la entrevista: http://www.wapa.tv/noticia​​s/especiales/tocando-las-​v​idas-de-pacientes-pediat​ri​cos_20110725101625.html
3

Nubes en frasquitos



La luna tiene demasiada competencia con los faroles

y las tortugas, pierden su destino por más rápido que caminen.
El reloj de arena no falla, sólo desperté
con las luces apagadas y el inconsciente
rescatando algunos recuerdos.

Quiero todo lo que traiga la marea,
no importa cuánto deba correr para huir
de las lobotomías mundanas y sus barbaries.
Que las esquinces no detengan las pasiones
y que a las montañas, se les pueda abrazar

como a los árboles para que, aunque sea ahora
que no me acuerdo ni de mi memoria,
pueda también, verte
a través de una fila de botellas
al borde del abismo.

Soplo un diente de león y escapa una bandada de pájaros que,
de seguro te llevan un sorbito de mis suspiros.
Dejar de respirar es igualito que congelarse, entonces
¿cuánto se puede recorrer siguiendo el eje de un ojo?
¿siguiendo el cosquilleo de una guitarra?

Trago poesía para caer de cuerpo mutilado
dejando al corazón entre las paredes,
y crear una guerra gigantesca
de estatuas heridas pero sin nombre.

Las ventanas serán los ojos
que explotarán en la mañana
de mirar tan fijamente al sol; y las copas,
héroes transpirando de miedo sobre sus bases.

Veo el pincel revolotear dentro del agua
como un pez que se asfixiaría fuera de la pecera.
Vivo y exprimo el pincel que a su vez,
empuja a todas las nubes del día
hasta meterlas en un frasquito de cristal.

Hago al remolino grisáceo retorcerse
como el último de los días;
como estos días en donde me acuesto
a esperar el amanecer con la aurora del trópico,
con la pintura, pero sin ti. 





0

Coronada de estrellas





Corre, ataca el papel, 
gritando, pateando
y batiendo lo que tienes dentro
mientras te subes a un árbol,
mientras lees o vuelcas la matemática
irreversible.


Todo al revés: las nubes se arrastran
y el mar se levanta,
mi sombra habla
creando huracanes grisáceos
que revuelcan los cultivos
con todas sus semillas.
Puede que algunas caigan
-adoloridas de vida- en alguna parte
y suban por mí,
apenas baje escalón por escalón
por la escalera hasta la tierra,
llevando mis piernas péndulo
a un vaivén de acción y reacción al pasar.


Es que fuimos como una bolita de papel
con montoncitos de felicidad dentro.
mas nos separamos, y el papel se abrió,
dejando al caos más despeinado que nunca, y
entonces, hasta los tortolitos se traicionaron,
los números exiliaron sus letras y
el mar se quedó siendo mar,
prefiriendo hipnotizar sólo a los más locos.


Las nubes ya no quieren pisar
tierra firme y hay por doquier
tulipanes esqueléticos, moribundos en la acera
con miedo a cruzar la calle
en vez de acompañar a morir, dignamente,
a aquel hombre pequeño que odia las azucenas,
de canas tan finas como su hilo de pescar,
que observa,
de manera fatalista, el mar.


Mi sombra aún no ha caído al fondo,
no la escucho caer al agujero.


Es que está en todas partes:
en las gotas que se vienen y excitan
de tan solo ver la arena que,
desde la orilla de sus silencios
roza de agua y penetra
cada una de sus profundidades.


Es que estoy en todas partes:
perdida en la oscuridad,
en este tráfico lunar
corriendo, atacando, 
gritando y pateando
estos versos libres
pero siempre,


coronada de estrellas.









2

EXPOSICIÓN DE ARTE





Fecha: Sábado 30 de julio de 2011
Lugar: Cámara de Comercio de Puerto Rico (Viejo San Juan)
Hora: 7:30 P.M. - 10:30 P.M.
Vestimenta: Formal - Elegante


Dirección: 100 Calle Tetuán,Viejo San Juan, PR 00901 , o sea, una vez en el Hard Rock Café del Viejo San Juan, camina en dirección recta y a la derecha verá el Banco Popular, siga caminando recto y habrá una cuesta con una pequeña terraza que tiene que pasar para mirar en esa esquina al lado izquierdo, un edificio rosado de columnas blancas que dice: La Cámara de Comercio de PR (VSJ)!

Fundación SEMILLITAS MULTICOLORES en colaboración con LA CÁMARA DE COMERCIO DE PR (VSJ) se complace en invitarle a la Primera Exposición de Arte Privada a beneficio del Hospital Oncológico Dr. Isaac González Martínez (Centro Médico).

Al asistir a este único evento exclusivo, y con su donativo ($40 -solamente cheque cash o efectivo-) ayudará a recaudar los fondos necesarios para rehabilitar dicho hospital usando el ARTE como estrategia, y tendrá la oportunidad de adquirir obras de arte de artistas como: Jaime Suárez, creador del Tótem, Ivonne María Marcial, Roberto Pérez Dendariarena, Juan Carbia, Alessandra Rodríguez, Antonio Vallejo, entre otros. A su vez, de participar en una rifa en vivo y en directo donde se sortearán tres obras sorpresas.

Invite a todos tus amigos/as a asistir a esta noche de gala que incluye vinos y tapas. Los espacios son limitados, así que apresúrese.

Para adquirir los boletos se puede comunicar al: (787) 518-2724 o al correo electrónico: semillitasmulticolores@gmail.com


¡PORQUE LAS SEMILLAS ESTÁN, SÓLO FALTA ESPARCIRLAS PARA QUE GERMINEN!

¡ ¡ ¡ Vamos, no te arrepentirás ! ! !


EXPOSICIÓN DE ARTE 30 de julio:http://www.facebook.com/event.php?eid=149323881807200

Grupo Fundación "SEMILLITAS MULTICOLORES" :):
http://www.facebook.com/groups/FundacionSemillitasMultiColores

Página Fundación SEMILLITAS MULTICOLORES, entra y deja tu "LIKE":
http://www.facebook.com/pages/Fundaci%C3%B3n-SEMILLITAS-MULTICOLORES/130531960362716

Entérate y Apóyanos: http://app.sliderocket.com/app/FullPlayer.aspx?id=5bfbfd03-6d61-4114-baa4-c691a0f0b30e

The Pumpkin Pie Company: http://www.facebook.com/pages/The-Pumpkin-Pie-Company/113399572063066

Prueba los exquisitos postres de nuestro chef, Juan Carlos Ponce, encargado de deleitarnos el paladar el 30 de julio en la Exhibición de Arte con 11 cursos de exquisitos entremeses dentro de los cuales destaca: el Blini de limón y ensalada de cangrejo con caviar, Ropa vieja sobre chip de plátano con creme fraiche de cilantro, Mini shots de gazpacho de Zucchini y coco, entre otros!

¡LOS ESPERAMOS!

Atentamente,
Elaine Tornés Blanco
Presidenta
Fundación SEMILLITAS MULTICOLORES

Contáctenos:
Fundación Semillitas Multicolores
Teléfono: (787) 518-2724
E-mail: semillitasmulticolores@gmail.com
Fundación SEMILLITAS MULTICOLORES

1

El viento siempre miente



Los días pasan como tonadas
que a veces nos dejan
con taquicardia,
o nos elevan
sobre la más vana realidad.
A menudo, se confunden
con los latidos
de un corazón
con soplo de bebé,
y se escurren
en otra dimensión
cuando los inhalamos
y corremos a toda velocidad.

Así como la luna
suele ser
un farol, van
los cruceros
siendo lombrices lumínicas
sobre el mar.

Las cebras del pavimento
forman un zoológico bajo mis pies,
en donde hasta los peces
se han ido de vacaciones
sin mí.

Debería revolver
nubes y estrellas
crujientes,
para hacerme una batida
de chocolate
y seguir andando
bajo las cuerdas
de esta cajita musical.

Arriba, en la lejanía del horizonte,
sobre el suelo,
y entre los intestinos del cielo,
voy dejando huellas de humano
mientras camino,
aunque el viento
siempre mienta

y yo no sepa
qué decirle.




(foto: de mi cámara, texto: como siempre, de mi cabecita)
0

Sobre el más alto farallón




Caos de las olas del mar,
en mi cabello que se balancea
sobre el más alto farallón
con el viento y sus antojos.


Antojos para hojear libros de la antigüedad,
con los antiguos, que también fueron jóvenes.
Jóvenes para trashojar libros.

Libros, para ser libres: juventud.
Juventud para la libertad.
Libertad para sumergir
el mar en mis ojos.

Ojos para mirarte desde lejos.
Lejos, sufriendo la soledad y el miedo
de nadar en mar abierto.

Mar abierto para perderte sin culpa.
Culpa, para perderme sin rastros.
Rastro para no encontrarnos en el


caos de las olas del mar,
en mi cabello que se balancea
sobre el más alto farallón,
con el viento y sus antojos.










Siempre, ELAINE.ELAIREDELAINE.
0

Tú no existes



Hago de los papeles, origamis.
De tu recuerdo, una melodía en saxofón.

Borro, [te] escribo.
Bajo y subo.
Tejo, te dejo
y desenrredo
mis incoherencias
dentro de mi pelo,
hasta liberar mariposas.

Agujereé mi o d i o,
me pinché
y sangré
en forma de corazón.

Pero conmigo,
conmigo: nada.
Por más que haga y deshaga,
los pajaritos
no son lagartijos escurridizos
cuando llueve [a lágrimas saladas].
Y tú no existes,
hasta que yo

te vuelva a inventar.
2

Desde el suelo, desplegando alas.




Esta alfombra voladora
no tiene boleto de ida ni de vuelta,
simplemente se enrosca en los rizos
que tiende el viento
como una trampa para sus piruetas.

Ay alfombra voladora,
quién no quisiera ser tú,
tan sigilosa para cargar en sí,
los secretos infinitos
que descubres en la distancia del mar
y en la rapidez de nuestras voces,
de nuestros sonidos que viajan
y se tatúan sobre tu cuerpo
anhelando tu existencia,
cuando nos sentimos de pies mutilados
y ahogados, en el más profundo
de los agujeros.

Si pudiese con mis sábanas fabricarte,
Peter Pan me odiaría esta noche,
en donde me pienso envuelta
en los paraísos que me has de llevar a descubrir,
si te confecciono laboriosamente,
si me transformo en ti
aunque me caiga de la cama.

Y así, tendida sobre tus cuatro esquinas
de cara al cielo estrellado
que se confunde con la inmensidad de tu regazo,
de tu valeroso rescate,
mi quería alfombra voladora,

YO, V O L A R Í A.
0

:) Tarareo

Los ruidos despertándose en la mañana salen de una garganta lista para entonar la ópera. Las palomas, gordas sobre los cables, parecen gallinas inadaptadas. Hay lluvia de hojas sin abrigo que caen con el-aire, y yo, sigo tarareando "La Vie en Rose" como si no pasara nada. Y pasa todo. Todo pasa. (Amo esa trompeta, como el saxo, maliciosa.)
0

Flor del Caribe

Foto y escrito hecho por: E l a i r e d e l a i n e

¿Mis ojos? Se tragaron las luces verdes de los semáforos.
Y tú, olvidaste seguir la marcha. Me besaste sin pensarlo
y  desde entonces, no pisamos más el suelo. 

Las sombrillas no son otra cosa que flores reversibles,
así que no lo pienses más y toma sombra,
deja que te cubra, mientras tú,
me descubres ahí, en tu sangre.

Abre mis piernas oliva y dale cuerda,
elévame para salir volando 
mejor que un helicóptero
(lejos de ti).

Lánzame como un ramillete de flores
hacia lo desconocido, que sobreviviré.
Mas me anclo a la orilla de tus manos y subo
por la arena tornasol de tu espalda,
con el sol que me maquilla, sin importar
cuánta arena llueva.

Vuelo y aterrizo en la playa, 
enredando mis colores con los tuyos.
Nos enlazamos poco a poco 
en la distancia del aire, compartiendo en esta mezcla, 
mi pedacito de eternidad contigo. 

Mis ideas vienen como un remolino de gotas transparentes
que se van escurriendo en la arena, 
hasta clavar la semilla de mi pensamiento,
en el pecho puro del mar,   
vestido de la arena sudada de pasos.

Entiérrame en la arena,
no olvides que tú me haces respirar. 
Menos mal que nuestros besos
son a prueba de espuma (para no borrarlos nunca).

Las nubes, aparte de figuritas,
son una emboscada de pisos falsos:
precipicios temibles que asustan cuando te vas.

Házme una máscara de yeso
con caricias de besos,
para ponérmela, y no llorar
cuando te extrañe a oleadas
de agua salada. 
De-ténme, por favor,
para no irme volando sin cuerda
y quedarme aquí, 
siendo la única flor de tu Caribe.

Olvida todas las leyes y ecuaciones,
que no llegarás caminando al horizonte
con otra curvatura que no sea la mía. 

En mi tarea de vagabunda
he sido dueña de muchas estrellas.
Supongo que tú eres una. La ilusión de un pasado
salpicado en el cielo brillante.
El mero reflejo de lo que pasó,
que ahora está en otra con otra dimensión,
a cientos de años luz (lejos de mí).

Tírame el tiempo en la cara
para romperlo como un plato
y al fin, 
apoderarme de tus atardeceres
para siempre. 




.E l a i n e.

0

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com