¿A dónde vuelan los pájaritos cuando llueve?

                                                                                                  para Josue

La brisa de diciembre con sus brasas de frío
congela tu estructura de mármol,
pero yo me convierto
en la ternura que arrulla y frota tu corazón fuerte,
en la leña de tu fuego,
en el sol caliente de tu primavera
que te espera como farolito
por si cae el mal tiempo.

Le pondré cascabeles al viento para evitar
que me arrastre silenciosamente –y entre murmullos-
a donde se alza la marea gris del ruido
en donde los autos se mueven al son de tormenta
a esperar por la luz roja.

Caracoleaba en el tintineo del viento
buscando los sonidos más recónditos de la Tierra,
pero me perdí ante el estruendo gutural que ocurre
en el intestino de hormigón, por donde corren los trenes.
Se estrelló la voz que cantaba oxigenada de verdor
contra el charco sucio en el asfalto,
y salpicó el reflejo de mis alas mojadas.

No desespero, pues me escucharás de todos modos,
cantando estos versos detonadores
para transformar las nubes condensadas
en una lluvia de lucecitas para así,
volver a casa y aterrizar sobre ti
con mis brazos de plumas multicolores
a ofrecerte
mi nido de libertad.





Elairedelaine

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com