La princesa Tutú



Quiere darle luz verde a la musa
y jugar al rodeo con sus rizos
esperando vivir en un cachumbambé
de espirales infinitos.

La princesa tutú sabe a vainilla,
y hace saludables ensaladas de ideas,
dice que “a oídos sordos,
palabras mudas”, y se pregunta
¿por qué en vez de vender zapatos,
no venderán alas?

En sus largas conversaciones
con la noche, la princesa tutú
argumenta que vivimos
en una almeja cuya perla
es la luna. Y prefiere como fortuna,
una oruga y su metamorfosis.

La princesa tutú siente su nombre
resoplando en los pulmones de un coquí
y sabe de nubes saliendo como “pop corn”
a sus espaldas.
Cabe mencionar que encontró
en una emboscada de montañas
la semilla fluorescente de su origen.

Esta princesa, de tan soberano poder,
ancla su pecho al aire, para escaparse
de lo mundano, y en el trayecto
ve sombras como tatuajes temporeros,
y  lluvias olor jazmín como rachas de buen tiempo.

En noches como éstas,
la princesa tutú respira y los
pajaritos vuelven a dormir,
luego, se voltea 
en su cama de trinitarias soñolientas,
y en un bostezo
acaricia los sueños falsos
que necesita para despertar.



Elairedelaine, princesa tutú :) 

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com