Lluvia artificial

Mis pupilas se dilatan
como la casa, digerida por la noche.
Esta cabeza es un nido de ideas
que no aprenden a volar.

Aquél reloj de arena
que jamás toca la mar
le quita minutos a este corazón,
que se ancla
cada vez que te vas.

Mi cuello se estira como
cascada de voces en la ducha,
cuando veo mi cabello mojado
empapando mis ojos,
(nublando mi vista,
abriendo mi boca,
ahogando mis oídos)
como pastizal de florecillas,
por el que corren momentos silvestres
que nacen al pensar en ti.

Antes de evaporarse los sueños
con el pasar del tiempo,
esta piel efervescente
arroja por los poros
-y en forma de agua,
más de mil razones
pa' vivir...

...y para esperarte.




elairedelaine.

















copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com