Florecilla encuadernada

-Ellas, no sé cómo lo hacen para sobrevivir en las madrugadas sin Debussy y sin luna.


Pululando de vida
Quién dijo que a las flores no les gusta
 morir viviendo en el recuerdo? 
ella vino hacia mí
pululando de amor
la entregaste
a la inmortalidad
de mis labios finitos,
volcados de alegría
Alegría inmensa
cuando me trajiste
una flor.


Ella queda atrapada
con su tallo y
color sol,
al lado de mis recuerdos,
descubierta y encerrada a la vez
en mis años.


Aún así creo que envejecerá,
rendida al tiempo perpetuo.
Nunca supe de una flor que por vanidad,
aunque sea por ambición,
no hubiese querido morir viviendo
en el recuerdo.


Acaso mi mejilla, en donde corrió
amarillita y verde en su más amplio instante...


...no fue donde ella 
esperó vivir para siempre? 


Antes de cerrar sus ojos en mi cuaderno.
Antes de presentir en tus manos una muerte gloriosa
y tal vez, menos florida.




Elaine.




copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com