Tengo que acercarme


Tengo pulmones de pichoncito para llamarte en las mañanas.
La diferencia entre el fondo del mar y la cima del cielo es donde me encuentro.
Aquí, donde resbalan las hojas desde las nubes, donde se estira mi cabello y crece con las raíces que a la vez, me sirven de almohada.
El verdor toca castañuelas de lluvia gracias al aire. Cualquier ruido es, en esta paz, el eco escurridizo de mi conciencia.
La naturaleza es una avalancha de vida que acontece en cualquier lugar.

Acércate, que no pondré ramas dinamita que delaten tu llegada. Que no confundirás mis ojos entre las hojas, verdes desde siempre. Acércate, que solo los pájaros trazarán con su vuelo el destino de nuestro encuentro.




Elairedelaine

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com