Las Aguas Termales de Coamo: ¡vive la experiencia!

La fuente de la juventud soñada por Juan Ponce de León se encuentra en Coamo. Disfruta de los baños de sulfurosas aguas calientes, de las propiedades y beneficios que nos provee este lugar único en Puerto Rico.

http://www.vocero.com/las-aguas-termales-de-coamo-vive-la-experiencia/


Si don Juan Ponce de León hubiese prestado más atención a los indios borinqueños cuando le señalaron que la fuente de la juventud “yacía bien hacia el sur”, en vez de embarcarse hacia La Florida, hubiese podido regocijarse en los maravillosos manantiales de Coamo que, afortunadamente hoy tenemos la dicha de disfrutar nosotros.

Los Baños de Coamo o “Piscinas de Aguas Termales” están ubicados justo en el borde del río con el mismo nombre. Fue usado por más de tres siglos por indios, criollos y españoles. A pesar de las circunstancias y tiempos tan diferentes a los de entonces, hoy en día sigue impresionando a personas que acuden a sus aguas, ricas en minerales y reconocidas por sus poderes curativos.

Subidos al Expreso pasamos el pueblo de Caguas, cuya ciudad reposa entre las verdes montañas coronadas de fría neblina. En Cayey nos alegramos de tener acunados a nuestro lado flamboyanes radiantes y árboles como el Tulipán Africano (‘meaíto’) y Reina de las Flores; el contraste de las colinas con el sol simulaba un canvas magistralmente pintado. Luego del Monumento al Jíbaro, vimos la sombra de las nubes sobre las montañas ensombrecer paraísos desérticos.

¿Qué mayor espectáculo que el Mar Caribe en el horizonte, casas inolvidables sobre las montañas, fincas de plátanos y caballos salvajes, pastando tranquilamente bajo el sol siempre ardiente de Salinas? “Bacalaítos y alcapurrias” leían algunos carteles. Pasamos el “Platanar” y una vez llegamos al negocio “Conga” a la derecha era cuestión de minutos encontrar la bienvenida a las Aguas Termales de Coamo.

Nos estacionamos y avanzamos hacia las modernas facilidades que desde el 2010 están remodeladas y disponibles para el disfrute del público. Las dos modernas piscinas, acomodadas en la exótica vegetación, se alimentan del agua de mineral caliente de los manantiales. El agua de ambas está en constante circulación, por lo que permanece limpia a una temperatura de 110 grados Fahrenheit (43.3° Celsius) con una combinación de ingredientes naturales que fortalecen el sistema inmunológico del cuerpo y alivian muchas enfermedades.
La música relajante que baja por las laderas nos conquistan junto a la inmensa paz del panorama. El “Fuga SPA” ofrece faciales y depilaciones en las cómodas y elegantes instalaciones, así como también varios estilos de masajes, a dólar por minuto.

Las cálidas y medicinales aguas termales tienen grandes propiedades que proveen múltiples beneficios ya que, al sumergirse en dichas aguas, la persona recibe la acción directa de la temperatura, pues la piel absorbe los minerales en  pequeñas concentraciones que luego son depositados  en el tejido celular subcutáneo, y desde allí activan el metabolismo orgánico.

El análisis químico de las aguas termales señala que estas piscinas naturales poseen: carbonato de magnesio, carbonato de cal, sulfato de hierro, ácido sulfúrico, ácido carbónico, ácido clorhídrico y silicio.


Según estudios realizados por diferentes geólogos se concluye que “en el sector donde yace este balneario hubo antiguamente un volcán que al extinguirse, dejó en las profundidades de la tierra rocas calientes (magmas) de una alta temperatura. Por las grietas o fallas que hay en la falda del Río Coamo, que por allí pasa, se filtra y desciende el agua hasta estas rocas. Allí sufre ciertas reacciones físicas y químicas y luego retorna a la superficie en forma de manantiales”.

“Entré con 76 y salí con 46 años”, decía un hombre sonriente y satisfecho al salir de una de las piscinas, mientras otro apuntaba que “si pudiera dejar las deudas como deja los dolores en estas piscinas”, sería buenísimo.

La noche nos sorprendió sumergidos de felicidad en tan idílico lugar. Dejamos los Baños de Aguas Termales de Coamo con la plena intención de regresar y volver a perdernos en la tranquilidad y los luceros del atardecer.
Teléfono Baños Aguas Termales de Coamo: 787-825-1150 ó 787-825-6668.

La entrada tiene un costo de $3 para personas de 6 a 59 años y $1.50 para personas de 60 a 74 años. Los niños menores de 6 años y los adultos mayores de 75 entran gratis. Abre de lunes a viernes de 7:00 a.m. a 9:00 p.m. Los sábados y domingos de 8:00 a.m. a 7:00 p.m.

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com