Meta: llegar a mi Viejo San Juan

Se puede llegar al Viejo San Juan de múltiples formas, pero ¿te atreves a llegar sin carro?
http://www.vocero.com/meta-llegar-a-mi-viejo-san-juan/


Para muchos en Puerto Rico el auto es el medio de transportación por excelencia. Es esa burbujita de cristal con puertas y asientos que de piel o no, te separa del mundo por instantes, o durante largos períodos de tiempo en los tapones. Además de ser un veloz y a menudo estresante método de transportación, nos refugia del ‘sol que pica’ en la congestión vehicular de todas las tardes.

Pero, ¿qué tal si escapamos de aquella burbujita con techo o “sunroof” y decidimos no perdernos la brisa del amanecer, el cielo azul o un único atardecer, aunque sea por un día?

Es por eso que la meta fue llegar a mi Viejo San Juan –sin usar el carro-. Con agua, cámara en mano y ropa cómoda tomamos el Tren Urbano y nos bajamos en la estación de Hato Rey, en pleno ‘Downtown’ y con el imponente Coliseo José Miguel Agrelot de frente.

A la derecha de la estación Hato Rey encontramos muy pronto la entrada al Parque Lineal Enrique Martí Coll. Este parque consiste de una vía que bordea parte del Caño Martín Peña y el Estuario de la Bahía de San Juan. Si te gusta practicar el ciclismo, trotar o caminar mientras disfrutas del paisaje y de tan sorprendente ecosistema, entonces tienes 1.5 millas de plena diversión.

El moderno ‘Downtown’ en Hato Rey Centro incluye exquisitos establecimientos de comida mexicana como “La Doña”, y si gustas comida asiática se encuentra el impecable restaurante “Hong Run Asian Bistro”. Pero bueno, a lo que vinimos. A pasear usando el Acuaexpreso.

Muchos no saben que se reanudó el servicio de transporte de pasajeros por lanchas entre los muelles de Cataño y Hato Rey hacia el casco de San Juan. Unas de las embarcaciones que sirven los viajes de ambas rutas hacia el Muelle 2, -o el Terminal de Lanchas de San Juan, como mejor se conoce- son: La Princesa con cabida para 149 pasajeros, La Décima y La Danza con cabida para 49 pasajeros cada una.

Con $1.00 por persona podemos olvidarnos del tapón hacia el Viejo San Juan y también del estacionamiento por un día completo. El pasaje para el viaje entre Cataño y San Juan cuesta sólo $0.50. El servicio de lanchas inicia sus viajes en la ruta entre Cataño y San Juan desde las 5:45 de la mañana y concluye operaciones a las 10:00 de la noche, mientras que el Acuaexpreso entre Hato Rey y San Juan opera de 7:00 AM a 7:00 PM.

Este medio de transporte colectivo resulta muy económico, especialmente cuando se registra una alza en el precio de la gasolina. El Servicio de Lanchas del Acuaexpreso demora 7 minutos en llegar desde Cataño hasta San Juan y tan solo 18 minutos en hacer la travesía desde el Terminal de Hato Rey hasta el de San Juan y viceversa. Por ende, ¿qué mejor que rendirnos ante la hermosura del paisaje y la tranquilidad de las olas?

Una vez llegamos al Viejo San Juan, celebramos el éxito de nuestra meta cumplida con una sabrosa y fría piragua de frambuesa. Pensando en el encanto de las calles de adoquines y la inspiración que cae de las coloridas edificaciones nos transportamos al siglo XVI y XVII cuando la isla era una colonia española.

Entre la cantidad de plazas públicas, tiendas, lugares históricos y abundantes restaurantes decidimos parar en el Museo del Niño, a petición de nuestro pequeño acompañante y así disfrutar de sus múltiples exhibiciones educativas e interactivas. La belleza legendaria y la peculiaridad arquitectónica que abraza al Viejo San Juan nos convierte en turistas extasiados al encontrarnos con la Catedral de San Juan Bautista.

En el Morro volamos chiringas multicolores y desafiamos el viento que, en su vaivén se llevaba múltiples sonrisas. Luego de otras piraguas más disfrutamos de una visita guiada al mismísimo Castillo San Felipe del Morro, y en lo más alto del faro agradecimos estar parados sobre este inolvidable paraíso caribeño.

El Viejo San Juan es incansable y perfecto para visitar, ya que sin querer, cualquier día se torna extraordinario. Compramos nuestro boleto de regreso a $1.00 y bajo la cúpula misteriosa del atardecer reposamos en el Acuaexpreso, disfrutando cada segundo de la Bahía de San Juan.


copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com